Ciudadanos coinciden en que deben participar  
   

Los ciudadanos toman cada día más conciencia de que no hay salida posible ni reformas políticas de fondo sin una mayor participación en la cosa pública.Ese fue un tema central en un diálogo público, coordinado por El Agora, que se hizo en la sede integral de La Voz del Interior y que formó parte de la iniciativa "La gente decide", que llevan adelante este diario y otras instituciones.Se discutió sobre las distintas formas de participar políticamente en ámbitos ciudadanos diferentes: el trabajo, el barrio, la ciudad, los partidos políticos.

Unas 50 personas provenientes de diversos sectores sociales debatieron sobre las dudas, los conflictos y las dificultades que se plantean a la hora de construir con otros una acción superadora que trascienda el ámbito privado.Una idea que estuvo presente en las mesas de trabajo fue que los partidos políticos no deben desaparecer porque son un medio para participar del cambio, aunque no el único. Para producir situaciones transformadoras debe existir representación de todos los actores sociales, "y hoy, en las políticas públicas, los ciudadanos están ausentes", expresaron los participantes, a la vez que rescataron el rol de las organizaciones no gubernamentales como una posibilidad para encaminar la acción política.Aun entre los políticos que se integraron al diálogo, surgió la disyuntiva de si valía la pena hacer lo que estaban haciendo. "Por más esfuerzo, por más vocación, por más capacidad, uno se siente impotente", expresaron. Pero destacaron que hay que esforzarse para aportar cada uno lo suyo en el fortalecimiento de la democracia y la participación, valores por los cuales vale la pena seguir trabajando. En muchos casos, la bronca y el miedo fueron el motor generador de una mayor participación a nivel social o comunitaria, en este momento crítico que vive el país.

Esto les ayudó a pensarse en tanto ciudadanos responsables, para no dejar que nadie decida por ellos, contra ellos, porque "hay una relación directa entre el pedazo de torta que se robaron y el hambre que tenemos", afirmaron.Sobreponer el interés colectivo por encima de los intereses particulares es el único camino posible hacia la reconstrucción del tejido social, y para ello es necesario crear instancias de participación institucionalizadas, achicando así la brecha entre los partidos políticos y la sociedad. Ayudar a la formación de nuevos líderes desde las organizaciones de base, generar diálogos públicos en los partidos políticos, dejar de llorar lo perdido y empezar a construir, convencerse y convencer a los demás de que aún se puede, fueron algunas de las conclusiones más contundentes al final de la reunión, cuando se planteó el desafío de pensar un escenario diferente. La metodología implementada fue la de trabajar en mesas redondas. Un dato destacable es que hubo mucho respeto en la conversación entre actores sociales diferentes.

 

(el articulo continua. Para más información sobre el artículo envienos un e mail: a [email protected])

Volver